Denia-Beach_obras

Alibuilding reactiva las obras de sus promociones sin efectos negativos en las reservas de ventas

El director general, José Antonio Izquierdo, considera que la sólida demanda, la falta de stock de vivienda construida y de suelo, más unos tipos de interés bajos impulsarán la actividad de la construcción residencial tras el COVID-19

 Alicante, 13 de abril.- El levantamiento de la paralización del sector de la construcción motivado por la pandemia del COVID-19 permitirá a la promotora alicantina Alibuilding reiniciar las obras de las más de 400 viviendas en sus diferentes promociones en la Costa Blanca y Madrid. El inicio de la actividad dentro del sector de la construcción comenzará a arrancar el próximo martes tras los días festivos de Semana Santa. Además, los días de cierre de la actividad de la construcción en España ha coincido con un interés entre los clientes con incrementos en la búsqueda de información online de las promociones.

Según el director general, José Antonio Izquierdo, esta situación es la misma que viven la mayoría de promotoras inmobiliarias de la provincia de Alicante y señaló que “en estos días de paralización del sector y de confinamiento colectivo, el flujo de información y demanda sobre nuestros productos  a través de internet se ha incrementado, al mismo tiempo que el número de anulaciones de reservas es inapreciable”.

En su opinión, esto se debe a la existencia de una sólida demanda por la vivienda de calidad, un stock de vivienda nueva inexistente, una falta de suelo para la construcción, y el sostenimiento de un crédito barato hace que las perspectivas del sector inmobiliario sean halagüeñas. “No sólo para nosotros, sino para el conjunto de las promociones. Estamos convencidos de que la construcción será otra vez la locomotora de la recuperación económica tras esta crisis coyuntural que ha generado el coronavirus”, añadió. De hecho, el interés entre los clientes se mantiene estable sobre las promociones de Alibuilding en Alicante, Benidorm, Denia y Madrid, donde cuenta con dos  de ellas.

La crisis del COVID-19 y la de 2008

Izquierdo estima que hay elementos que permiten tener confianza en el sector, puesto que en la actualidad, el mercado construye menos viviendas de las que se está demandando. El director general de Alibuilding considera que este elemento, “más la falta de stock de vivienda construida, que nos hace a todos vender sobre plano, y un parque de suelo para construcción inexistente, augura buenas perspectivas para el sector inmobiliario”.

No obstante, Izquierdo reconoció que la pérdida de puestos de trabajo en estos meses tendrá un efecto en el conjunto de la economía del país, pero al mismo tiempo se sintió esperanzado en que la recuperación sea muy acelerada y muy vinculada al sector, que tiene gran capacidad de crear puestos de trabajo. “Es cierto que también ayudará a la estabilidad del mercado residencial el acierto en la toma de decisiones en materia de política monetaria y fiscal tanto por parte del Gobierno español como por la Unión Europea”, añadió.

Además, aunque esta situación ha sido excepcional y nunca vivida antes, Izquierdo descartó que el sector se retrotraiga a situaciones como la crisis de 2008. “Estamos en otro momento y con un sector que sí aprendió de aquellos momentos”, comentó Izquierdo.

El máximo directivo de Alibuilding explicó que todas las promotoras tienen un nivel de deuda muy bajo y óptimos niveles de liquidez, lo que permite asegurar una estabilidad de los precios sin oscilaciones bruscas ni al alza ni a la baja.

Izquierdo describe al “sector promotor como mucho más profesional, está más preparado y dispuesto a hacer frente a situaciones cambiantes. Crea productos de calidad, muy elaborados, con grandes materiales y con plenas garantías para el comprador con una estabilidad en los precios casi absoluta”, explicó.